Blog Grupo LUPE

Blog del Grupo LUPE, Noticias de Sonido, Iluminación y Video-proyección.

08

Jun 2017

Una década prodigiosa: la música de los 80

La música de los 80 no hubiera sido lo que fue sin los artistas y las formaciones que formaron parte de ella. Fue una década musical que todavía muchos recordamos como única, con canciones que han pasado a la historia y todavía hoy suenan en todas las emisoras musicales.

Muchos aficionados y admiradores de la música de los 80 consideran a esta una de las mejores décadas de la historia de la música. En ella se formaron muchos géneros musicales, como el techno o el electro-pop, con mucha influencia en la música que escuchamos hoy en día.

¿Qué artistas marcaron la música de los 80?

La lista es muy larga, pero hay algunos que son imprescindibles, por su elevada repercusión a nivel mundial: The Police, Duran Duran, Bon Jovi, Queen, Michael Jackson, Madonna, George Michael, Whitney Houston, U2, Genesis, Depeche Mode, Bruce Sprinsteen, Bryan Adams, Elvis Costello, R.E.M., Van Halen, The Cure, Phil Collins, y muchos otros.

Madonna

Una de las grandes estrellas del firmamento musical. Aunque muchos otros dejaron su huella en la música de los 80, Madonna sentó las bases para ser reconocida como la “reina del pop”, en todos los años siguientes. Una excelente artista, con un estilo que sorprende continuamente, innovadora y completa, que acompaña a la música su imagen y personalidad.

Michael Jackson

La popularidad de Michael Jackson, su música, su forma de bailar, hicieron de él un icono en todo el mundo. En la actualidad todavía es considerado por muchos el mejor artista de todos los tiempos. Además, su disco “Thriller” es el más vendido de la historia.

Prince

Prince es otro de los grandes personajes de la música de los 80, entre otras cosas gracias a su gran carisma y a su versatilidad en el mundo de la música. Se dice que hubiera ocupado el primer puesto del pop a nivel mundial, si Michael Jackson no hubiese existido.

Whitney Houston

Hay muchas mujeres estrellas de la música de los 80 además de Madonna. Entre ellas destaca Whitney Houston. Su depurada técnica vocal, junto a su maravillosa voz, justificaron los discos de platino que consiguió.

Queen

Una banda formada en la década de los 70, pero que tuvo su mejor momento a lo largo de los años 80. Los temas de Freddie Mercury y de Queen nos acompañan todavía en la actualidad, en muchos casos convertidos en auténticos himnos.

U2

Los irlandeses nacieron como grandes estrellas de lo que era la música alternativa en esa época. El paso de los años les fue transformando, de un estilo rockero mezclado con punk, a un pop dinámico, electrónico, lleno de mensajes sociales y políticos.

Movimientos musicales de la música de los 80

El grupo “College Rock” se autodenominaba a sí mismo “música independiente”, sonando en radios universitarias. Este género sería más tarde lo que hemos conocido como Alternative Rock.

El sonido de los sintetizadores fue siendo muy importante en la música de esta época. En torno a este instrumento fue creándose un estilo conocido como Sinth Pop, y surgiendo grupos como Depeche ModeNew OrderThe BugglesUltravox y Alphaville entre muchos otros.

Otro potente movimiento musical que comienza a formarse en la década de los 80 es el Heavy Metal. Desde la década de los 70 llegaban con fuerza Led Zeppelín y Black Sabbath. A ellos se fueron uniendo Iron MaidenDef LeppardMotorhead y Judas Priest entre otros.

El sonido “Thrash” arrancaba con sus guitarras y las baterías montadas a doble bombo. Un claro ejemplo de ello es Metallica con su disco “Kill ‘Em All”, editado en 1983.

La nueva era del videoclip y la MTV

Con unos pocos vídeos musicales que iban alternándose una y otra vez, la poderosa MTV sale a escena en los años 80.

MTV abría sus puertas al mundo un día 1 de Agosto de 1981 y el primer video que vió la luz fue “Killed The Radio Star“, por la banda “The Buggles“.

Fue la imagen asociada a la música, un mayor aporte de popularidad para muchos artistas, bandas y sellos discográficos. Se trataba de utilizar la imagen para el éxito, nuevas propuestas de marketing y muchas veces hasta de nuevas formas de componer música.

España y la música de los 80. La movida madrileña

La democracia había llegado a España y con ella la libertad para componer y para expresarse. La influencia de las mejores bandas internacionales del momento impacta en muchos grupos españoles recién formados, como Kaka de luxe, Alaska y los Pegamoides, (después Alaska y Dinarama), Radio Futura, Nacha Pop, Los Secretos, y muchos otros.

Este movimiento español traspasó el espectro musical, llegando a cualquier tipo de arte ya fuera cine, literatura, fotografía, televisión o pintura.

Canciones imprescindibles de la época

Año 1980

Pecos, “Háblame de ti”

Andy Gibb, “Desire”

Tequila, “Dime que me quieres”

Miguel Bosé, “Morir de amor”

Año 1981

Queen, “Another One Bites To Dust”

Tequila, “Salta”

Tino Casal, “Champú de huevo”

Año 1982

Imagination, “Just an Illusion”

Alaska y los Pegamoides, “Bailando”

Mecano, “Me colé en una fiesta”

The Alan Parsons Project, “Eye In The Sky”

Año 1983

Mike Oldfield, “Moonlight Shadow”

Tino Casal, “Embrujada”

Mecano, “Barco a Venus”

Año 1984

La Unión, “Lobo-hombre en París”

Michael Jacson, “Thriller”

Stevie Wonder,  “I Just Called to Say I Love You”

Alaska y Dinarama, “Cómo Pudiste Hacerme Esto A Mí”

Pimpinela, “Olvídame y pega la vuelta”

Año 1985

Hombres G, “Venezia”

Alaska y Dinarama, “Ni Tú ni Nadie”

Miguel Bosé, “Amante Bandido”

Baltimora – “Tarzan Boy”

David Bowie y Mick Jagger – “Dancing In The Street”

Año 1986

Europe, “The Final Countdown”

Ana Belén y Víctor Manuel, “La Puerta de Alcalá”

Alaska y Dinarama, “A Quien le Importa”

Lionel Richie, “Say You, Say Me”

Gabinete Caligari – “El calor del amor en un bar”

Año 1987

Los lobos, “La Bamba”

U2, “With or Without You”

Desireless,  “Voyage Voyage”

Rick Astley, “Never Gonna Give You Up”

Duncan Dhu, “Jardín de Rosas”

Año 1988

Duncan Dhu, Una calle de París”

Hombres G, “Suéltate el pelo”

Tino Casal, “Eloise”

Pet Shop Boys, “Always on My Mind”

Álex y Christina, “¡Chas! Y aparezco a tu lado”

Año 1989

Loquillo y los Trogloditas, “Cadillac Solitario”

Kaoma, “Lambada”

The Refrescos, “Aquí No Hay Playa”

Madonna, “Like A Prayer”

Technotronic featuring Felly, “Pump Up the Jam”

 

Fuente: https://www.actualidadmusica.com/una-decada-prodigiosa-la-musica-los-80/?utm_source=destacados&utm_medium=banner3

 

Elige donde quieres compartir

25

May 2017

20 tips sobre la escritura de canciones

Escribir canciones es una habilidad que raramente se enseña: los músicos tienden a escribir la mayoría de las veces instintivamente, adquiriendo conocimiento sobre la forma y estructura de las canciones que están alrededor de ellos, y confiando en la inspiración como su dirección melódica y lírica.

Para muchos esto trabaja bien, pero no hay problema en absoluto si se intenta mejorar mediante los consejos que otros nos puedan dar. Es posible mejorar la destreza para escribir canciones fácilmente si se acepta escribir no sólo como resultado de un proceso místico. Por supuesto que se necesita talento para empezar, pero es posible entrenarse y mejorar las habilidades para escribir canciones. A continuación un manojo de ideas simples que le harán pensar sobre cómo escribe, y, si sufre del bloqueo de los escritores, quizás lo saquen de él.

1. Si consiguió un patrón de acordes (por ejemplo Do-FA-Rem-Sol7) con el que está contento como parte de una canción pero no sabe a dónde ir luego, pruebe invirtiendo el orden del patrón de acordes y úselo en una nueva parte de la canción. Funciona a menudo, pero si no funciona, pruebe invirtiendo simplemente una sección de la sucesión de acordes y repítala (Do-Sol7-Rem-Fa). También, pruebe doblando la longitud de tiempo para cada patrón de acordes donde sea posible. Si en dos compases hay dos acordes, intente que sean cuatro acordes en los mismos dos compases. Esto da la impresión de un cambio en el tiempo de la canción aun cuando no sea así.

2. Si siempre escribe usando un teclado, intente usar una guitarra para obtener cambios y ver si encuentra una dirección diferente. Consiga una cejilla transportadora de tal forma que cambie la tonalidad de la canción, a muy alta, por ejemplo; y vea cómo eso hace que el sonido de los acordes lo lleven a un buen resultado. El solo hecho de escuchar nuevos armónicos puede hacer que sus oídos lo lleven a nuevas ideas para la melodía o el ritmo. De igual forma, si usted siempre escribe con una guitarra, haga el cambio a un teclado con un sonido de piano, por ejemplo. Usted puede considerar el escribir la música del verso al teclado y cambiar a una guitarra para escribir el coro. Algunos autores prefieren la guitarra para obtener resultados con un ritmo más acentuado.

3. Mantenga una lista de probables títulos en un cuaderno o en un papel pegado en la pared. Siempre que encuentre una palabra o una frase evocadora y que le guste como un posible título, lo agrega a su lista para cuando esté intentando escribir nuevas canciones.

4. Pruebe diferentes tipos de compases. Por ejemplo, si usted nunca usa compases de 3/4, pruebe y escriba una canción en 3/4 para variar el ritmo de sus canciones. Pruebe con una guitarra y evalúe su percepción rítmica de una manera diferente a la usual de 4/4, por ejemplo.

5. Escuche tantas canciones como pueda. Enfóquese sobre todo en aquellos compositores de canciones cuyos trabajos son considerados como clásicos, sin descuidar a los compositores actuales. Siempre manténgase pensando sobre lo que hace a una canción clásica mientras las escucha. Intente descubrir los trucos o patrones usados y la estructura de la canción, y recuérdelos. Incluso haga anotaciones sobre las canciones que le gusten particularmente. Esto no es robar, es estudiar. En las escuelas de pintura los aprendices estudian a otros pintores recreando sus técnicas y hasta pintando sus propias versiones de obras maestras. Los productores cinematográficos han estado haciéndolo durante años al estudiar a otros productores. No se sienta mal, pues no está infringiendo la ley.

6. Analice sus canciones favoritas descubriendo su estructura. Ponga una nueva letra a una melodía que le guste (solo como estudio), luego inténtelo con una nueva melodía. Escriba una canción para una película que no tenga una o una alternativa para una película que ya tenga una. Escuche a una canción clásica en un género que usted normalmente no trabaje y pruebe escribir una canción en el mismo estilo (no su contenido).

7. Mantenga con usted un cuaderno para cuando está afuera, de tal forma que pueda anotar cualquier idea de una canción o un título. Esto lo puede hacer aún mientras está en su trabajo diario (Uff!).

8. Si normalmente escribe canciones con muchos acordes, pruebe usar tres acordes y vea qué sucede. De igual forma, si sus canciones nunca contienen más de tres acordes, pruebe a escribir una con seis acordes.

9. Si no sabe cómo empezar la letra de una canción pruebe a escribir muy libremente, lo que genuinamente se le ocurra, cuando tenga la idea de una canción. Siéntese con papel y lápiz (o si escribe en un procesador de texto, en el computador) y apunte cada palabra sintiendo cómo está cada una de ellas relacionada con el asunto de su idea. De esta manera las palabras resultantes dejan una impresión genuina en el oyente.

10. Aunque algunos compositores encuentran difícil construir letras usando rimas, rimar es muy importante y vale la pena hacerlo. Un compositor muy exitoso dijo en un taller de escritura de canciones: “Un buen esquema de rimas ayuda a hipnotizar a quien escucha”. Otros dicen que un esquema de rimas bueno da al oyente un sentimiento agradable de valor y seguridad. A eso sume el hecho de que una canción cuya letra use rimas es más fácil de ser aprendida por los oyentes. No toda canción tiene que tener letras que rimen, pero el hecho de que tantas canciones buenas y exitosas tengan letras que rimen, debe ser por algo. No utilice rimas en demasía, pues puede irritar al oyente y distraer la atención de lo que usted está intentando decir.

11. Para ayudarse con el punto anterior, consiga un diccionario de rimas. Esto lo salvará de recorrer el alfabeto entero en un diccionario común para encontrar rimas. Un diccionario de rimas e ideas afines le dará además una lista de palabras diferentes que signifiquen lo mismo, y podría ayudarle a agregar más interés a sus letras.

12. Agregue profesionalismo extra a sus canciones con ideas diferentes para las voces de fondo (segundas voces). Busque líneas melódicas vocales de fondo con temas cortos y en contrapunto a la voz líder. Esta no es una tarea exclusiva del arreglista, ya que si la canción tiene líneas vocales con letras distintas a la de la voz líder, es el escritor y no el arreglista quien las incluye en la canción.

13. Consiga algunos libros para ayudarse en el tema de escribir canciones. Hay varios libros excelentes que le harán pensar y le dirán cosas que usted no sabía. Libros recomendados: 88 Songwriting Wrongs and How to Right Them de Pat & Pete Luboff; Beginning Songwriter’s Answer Book de Paul Zollo; The Songwriter’s Workshop, edición de Harvey Rachlin; The Songwriter’s Idea Book de Sheila Davis. Para quien traduce este artículo, los mejores libros sobre el tema son: The Craft and Business of Songwriting de John Braheny; Six Steps to Songwriting Success de Jason Blume.

14. Decida dónde va a guardar las notas de las canciones que está escribiendo y de las ya terminadas. Y de verdad guárdelas allí. Usted no querrá que las notas de una canción potencialmente buena se le pierdan. Los escritores no son muy ordenados que digamos. Use un cuaderno que siempre mantenga en el mismo lugar. Mantenga también un lápiz, lapicero o lo que sea para cuando llegue la inspiración.

15. Si usted compone usando un secuenciador o DAW (como Cubase, Logic, Reaper, Pro Tools o Sonar), siempre manténgalo listo para grabar cualquier idea. No asuma que recordará fácilmente sus ideas porque puede que no sea así. Use todas las herramientas que le ayuden en la composición de sus canciones (letra, música, arreglos) sin que las vaya a perder.

16. Cada compositor debe saber que toda canción comercial (no le tema a esta última palabra) tiene que tener un gancho. Pero, ¿qué tal si tiene varios ganchos? Así como la canción tiene un gancho principal, el punto supremo de la canción, intente trabajar también en ganchos secundarios para mantener el interés del oyente. Los contrapunteos de guitarras en forma de figuras rítmicas o riffs, los arpegios ligeros de teclados entre las líneas de la letra de la canción, los cambios de acordes inesperados llegan a ser pegajosos cuando nada está pasando además de la voz del cantante y un acompañamiento monótono. O quizás si el cantante improvisa, se quedará en la mente del oyente. Si piensa en ello, su demo tendrá ventajas sobre los demás.

17. Intente introducir en la canción el mayor interés dinámico y métrico posible en sus canciones, para que alcance niveles máximos y mínimos en lugar de tener un solo nivel durante toda la canción. Si el verso de una canción tiene muchas palabras cortas en un ritmo agitado, pruebe a usar notas sostenidas para el coro, o viceversa. Intente asegurarse de que el verso y el coro no tengan la misma longitud. Varíe entre secciones largas y cortas, si es posible, para que la estructura de la canción no sea demasiado predecible para el oyente.

18. Asegúrese de que sus canciones no están todas en la misma tonalidad. Si todas sus canciones están escritas en la tonalidad de Lam o Do, todas sus canciones terminarán siendo muy parecidas.

19. Considere componer en colaboración, es decir, escribir con otras personas. Las fortalezas de otra persona pueden compensar sus debilidades y pueden traerle perspectivas melódicas o líricas distintas e interesantes que nunca se le habrían ocurrido a usted. (Una carta de acuerdo de los compositores que trabajan en colaboración de los porcentajes sobre derechos de autor de la canción es lo usual. En ella se acuerdan, normalmente porcentajes de 50%-50%. Eso es mejor que el 0%). Además se debe considerar que las canciones que se trabajan en colaboración tienen mayores probabilidades de ser exitosas. Piense en la mayoría de las canciones de los Beatles o de Elton John, las que fueron compuestas en colaboración.

20. Use la tecnología para componer, si es afín a ella. Pruebe la composición algorítmica o métodos aleatorios con paquetes de software especiales, tales como Ableton Live, Reason, Orion, etc. Hay programas que le ayudan con acompañamientos automáticos, arpegiadores, etc. Pruebe con loops (los usan Alejandro Sanz, Shakira y muchos más) para llegar a ideas musicales que a su vez lo llevan a ideas de letras, títulos, conceptos, etc.

Fuente: https://www.hispasonic.com/foros/20-tips-sobre-escritura-canciones/287466

Elige donde quieres compartir

23

May 2017

Si quieres un hijo listo, quítale el ordenador y dale una guitarra

Según un estudio publicado en la revista Psiquiatría Molecular, el 50% de la inteligencia de los hijos viene determinada por los genes.

Sin los padres, el potencial intelectual del niño no se puede desarrollar, afirma Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, neuropsicólogo y autor del libro El cerebro del niño explicado a los padres.

La clave del desarrollo potencial del cerebro del niño está en las relaciones con sus padres. Aunque la genética tenga mucha importancia, sin esa presencia no se convertiría en realidad.

Cuando nace un bebé, ya tiene la práctica totalidad de las 86.000 millones de neuronas que tendrá en la edad adulta. La principal diferencia entre su cerebro y el de una persona mayor es que esas neuronas habrán desarrollado trillones de conexiones entre sí. Cada una de esas conexiones puede traducirse en un aprendizaje que el cerebro del niño ha realizado, según explica Bilbao en su libro.

Los primeros seis años de vida son muy importantes, porque a partir de esa edad el niño empieza a perder parte de esas conexiones, concretamente las que utiliza menos.

Los padres tienen la llave para el desarrollo de la inteligencia de su hijo. Deben quererlos, cuidarlos y reforzar conductas positivas, apoyándolos, jugando…

Cómo estimular el desarrollo cerebral de los niños.

Apuntarlo a actividades artísticas, como música.

Hay investigaciones que relacionan el desarrollo cognitivo con el aprendizaje de la música. Un estudio de la Universidad de Toronto publicado en la revista Psychological Science comparó a cuatro grupos de niños de seis años. Durante un año, un grupo estudió piano; otro, canto; otro, arte dramático; y otro grupo no recibió lecciones de ninguna clase, aparte de las clases habituales. A todos se les realizaron pruebas de inteligencia antes y después, y se encontró que en los dos grupos que recibieron lecciones de música hubo un aumento en varias medidas de inteligencia mayores que en los otros. El grupo que recibió lecciones de arte dramático también tuvo un aumento, pero no fue en las áreas relacionadas con el desarrollo cognitivo, sino en las de conducta y adaptación social. El grupo que no recibió lecciones registró un aumento menor en las pruebas.

Programas de entrenamiento cerebral.

Últimamente han aumentado escuelas, juegos electrónicos y hasta aplicaciones para móviles con el fin de entrenar y estimular el desarrollo cerebral. Un grupo de niños de entre siete y nueve años de edad formó parte de un estudio de la Universidad de Cambridge para el que recibieron 25 sesiones de entrenamiento de memoria a corto plazo y comprobaron que, si bien hubo ciertas mejoras en esa parcela, no sucedía lo mismo para otras habilidades más amplias como matemáticas, lectura o escritura.

Dispositivos tecnológicos: solo a partir de 3 años.

Un estudio de la Universidad de Boston publicado en la revista Pediatrics afirma que la utilización de estos dispositivos por parte de niños de entre uno y tres años puede afectar no solo a su cerebro, sino también a sus capacidades de desarrollo social y emocional.

El smartphone y las tabletas generan estímulos tan rápidos e intensos que el cerebro de los pequeños no tiene capacidad para manejarlos. “

Ver películas o dibujos en inglés.

Con el apoyo de un profesor nativo en la escuela o en las actividades extraescolares, puede ser muy efectivo.

Lectura nocturna: mejor entre dos.

El habitual cuento que se lee por la noche no debe ser una lectura rápida para que se duerman pronto. Según un estudio realizado en Canadá, lo que mejora sus habilidades y estrategias de aprendizaje es compartir esa lectura: una página cada uno.

Fuente: http://www.elregalomusical.com/si-quieres-un-hijo-listo-quitale-el-ordenador-y-dale-una-guitarra/

Elige donde quieres compartir

  • Facebook